El Panorama internacional de la ONU, Globalismo e IRAN.

Ex-Presidente de Argentina, Cristina Fernandez de Kirchner clama que un oficial de Obama pidio a su pais proveer a Iran de combustible nuclear.

Parecieron horas, pero solo fueron 45 segundos.
Quizás el momento más conmovedor de esta reunión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu miró al público en un momento de silencio que hizo que todos los que estaban allí, y el resto de nosotros viendo televisión, sintieran el peso de su mensaje: El acuerdo con Irán hace que la guerra sea más probable.
Netanyahu continuó: “Me niego a guardar silencio. Los días en que el pueblo judío permanece pasivo frente a enemigos genocidas, esos días han terminado “.

Israel siempre se ha reservado el derecho de defenderse de sus enemigos, un punto que Netanyahu recalcó esta semana.

De hecho, el acuerdo nuclear con Irán ha sido un tema candente en la política de los Estados Unidos, que ocupa un lugar destacado en la campaña presidencial y en todo el Congreso. Ahora sabemos que a pesar del hecho de que solo el 21% de los estadounidenses aprueba el acuerdo, la Casa Blanca y los Demócratas tienen un plan a prueba de balas que asegura su aprobación.

Pero parece que no conocemos toda la historia.

Hubo un discurso en la AGNU que se relaciona directamente con el trato y nuestros métodos de negociación con Irán que se pasó por alto por razones que se me escapan.

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, pronuncia un discurso ante la 70.ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas. (TIMOTHY A. CLARY / AFP / Getty Images)
Durante un discurso de 45 minutos, la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner afirmó que en 2010 un ex funcionario de la administración Obama le pidió a Argentina que “proporcione a la República Islámica de Irán combustible nuclear” bajo el control de la Agencia Internacional de Energía Atómica.

Según Kirchner, Gary Samone, quien era el Coordinador de la Casa Blanca para Control de Armas y Armas de Destrucción Masiva en ese momento, visitó Argentina con la esperanza de convencerlos de que proporcionen combustible para el reactor. Cuando el Ministro de Relaciones Exteriores de Argentina solicitó la solicitud por escrito, nunca volvieron a saber de Samone.

Hay una historia de fondo de esto, como explicó Kirchner. En 1987, Argentina suministró a Irán combustible nuclear para su reactor “Teherán”. Samone le dijo a Héctor Timmerman, el Ministro de Relaciones Exteriores argentino, que las negociaciones con Irán para poner fin o limitar su programa de enriquecimiento nuclear habían comenzado y que el reactor de “Teherán” era un punto de fricción. Los negociadores iraníes no avanzarían sin el combustible. Y Argentina fue la respuesta de los Estados Unidos.

Otra coyuntura clave en este triángulo entre Irán, Argentina y Estados Unidos es la historia del fiscal especial argentino Alberto Nisman, su investigación del bombardeo de 1994 de un centro comunitario judío en Buenos Aires y su misteriosa muerte a principios de 2015. Solo horas antes de que Nisman fuera presentado evidencia actual que implica al presidente Kirchner en una conspiración para encubrir el papel de Irán en el atentado de 1994, el fiscal fue encontrado muerto. Kirchner y sus asociados insisten en que la muerte de Nisman fue un suicidio, pero los funcionarios indicaron que Nisman en realidad fue asesinado en el estilo de ejecución de su departamento.

Sumándose al misterio, los investigadores también encontraron que alguien se conectó a la computadora de Nisman horas después de su asesinato, pero antes de que su madre descubriera su cuerpo a la mañana siguiente.

Esta narración es, por supuesto, desconcertante y preocupante en varios niveles.

El misterio que rodea la investigación y el asesinato de Nisman parecen indicar conexiones más tangibles entre Teherán y Buenos Aires de lo que el presidente Kirchner quisiera admitir. Además, la conspiración implícita nos permite extraer conclusiones reveladoras sobre más dilemas asociados con la participación de Argentina en las ambiciones nucleares de Irán y la aprobación potencialmente tácita de los Estados Unidos.

Barack Hussein Obama

A lo largo de las arduas negociaciones iraníes, el público estadounidense no ha escuchado nada sobre el trato clandestino entre Irán y Argentina intercambiado por los Estados Unidos. En 2010, no se habló públicamente de las negociaciones nucleares iraníes en los medios de comunicación estadounidenses. Esto hace que sea aún más preocupante que los negociadores estadounidenses y el presidente Obama hayan involucrado a una potencia secundaria no nuclear de un continente que durante mucho tiempo ha tratado de mantenerse libre de armas nucleares o controversia.

Además, este potencial acuerdo bilateral entre Argentina e Irán ocurrió durante la presidencia de Mahmoud Ahmadinejad en Irán, mucho antes de que el actual presidente Hassan Rouhani llegara al poder. Durante este tiempo, el liderazgo iraní mostró una agresión desenfrenada hacia los Estados Unidos e Israel. En términos de amenazas existenciales, la retórica presentada por el gobierno iraní fue mucho peor que la que observamos ahora.

Los tratos aparentemente deshonestos de Samone y, en términos más generales, el ingreso de la administración Obama a las negociaciones en 2011 no eran bien conocidos hasta un reciente informe del Middle East Media Research Institute (MEMRI).

De acuerdo con el ayatolá Ali Khameni, el líder supremo de Irán, Obama se acercó por primera vez en 2011 a través del líder de Omán, el sultán Qaboos. La interpretación iraní de la propuesta de Obama es la siguiente: los estadounidenses “quieren resolver el problema nuclear y levantar las sanciones dentro de seis meses, al tiempo que reconocen a Irán como una potencia nuclear”.

John Kerry

Además, según el informe de MEMRI, John Kerry ya estaba involucrado como aliado de Obama, incluso con Hillary Clinton todavía en el cargo como Secretaria de Estado. Luego, el senador Kerry aparentemente envió una carta al régimen iraní “declarando que Estados Unidos reconoce los derechos de Irán con respecto al ciclo de enriquecimiento”.

El informe MEMRI (Middle East Media Research Institute) describe cómo los funcionarios iraníes han revelado que la administración Obama inició negociaciones secretas mucho antes de que el público estadounidense escuchara algo al respecto. Estas conversaciones de 2011 ponen a los Estados Unidos directamente sobre la mesa de los intransigentes iraníes dirigidos por Ahmadinejad. Estos hombres no fueron de ninguna manera los pragmáticos más razonables en el gabinete del presidente Rouhani, especialmente el ministro de Relaciones Exteriores Mohammed Zarif y sus colegas, a quienes la administración Obama elogió por su receptividad hacia los negociadores occidentales.

El público estadounidense tenía todo el derecho a conocer las intenciones de Obama en Irán con el fin de tomar una decisión de votación educada en 2012 y, además, comprender más completamente el trato que tenemos hoy.

Esto no es para condenar al Presidente por tomar el liderazgo en un tema crítico, pero las ambiciones de Obama claramente colocan a los Estados Unidos en un tremendo riesgo estratégico sobre un tema importante que requiere años de transparencia y consistencia en el liderazgo estadounidense. Si Obama no hubiese podido continuar las negociaciones como presidente saliente, la diplomacia estadounidense se habría debilitado severamente.

La red Nuclear

Sayed Abolfazl Shahab Jamili with John Kerry

Seyed Abolfazl Shahab Jamili, un empresario de importación y exportación con sede en Teherán, fue acusado bajo sello en Boston en 2013 con conspirar con el asociado chino Sihai Cheng (arriba) y dos compañías iraníes para obtener miles de piezas con aplicaciones nucleares para Irán en una conspiración Volviendo a 2005. A partir de febrero de 2009, los dos supuestamente conspiraron con otros para obtener ilegalmente cientos de transductores de presión especialmente fabricados, considerados críticos para ejecutar el programa nuclear clandestino de Teherán, de una compañía de Andover, Massachusetts, que no era sospechosa de haber actuado mal. Aunque Jamili era el presunto autor intelectual, Cheng se declaró culpable un mes antes del intercambio y está cumpliendo una condena de nueve años de prisión.

Noticia traducida de FORBES INTERNATIONAL:
https://www.forbes.com/sites/dougschoen/2015/10/06/argentinian-president-makes-big-accusation-at-the-united-nations/#1b1856891895

La decisión de la administración Obama de conceder clemencia a siete hombres en Estados Unidos y retirar cargos criminales y órdenes de arresto contra otros 14 en el extranjero socavó los esfuerzos estratégicos de aplicación contra una amplia gama de redes iraníes de compras que operan en los EE. UU. Que han proporcionado a Teherán una corriente partes y tecnologías importantes para sus programas de misiles nucleares y balísticos y para mantener y expandir sus sistemas militares y de armas.

POLITICO

Argentina. Cristina Fernández en la ONU: “Hay mucha hipocresía y poco interés en la verdad”

esumen Latinoamericano/ 28 de Sept. 23015.- El caso AMIA y el conflicto con los fondos buitre acapararon el mensaje de la Presidenta en la Asamblea General de la ONU. Reveló una gestión de un enviado de Barack Obama en 2010 y reclamó por el ex espía Antonio Stiuso.

Atentado a la AMIA, Argentina

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner reveló en su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas uno de los entretelones de la negociación por el Memorándum de Entendimiento por la causa AMIA. Dijo que en 2010 un funcionario de Estados Unidos pidió a la Argentina colaboración para proveer a Irán de combustible nuclear para su reactor. Gary Samore, entonces asesor de Barack Obama, contó en ese momento que su país ya estaba dialogando con Teherán, lo que terminaría en el acuerdo firmado este año. El gobierno argentino le pidió que pusiera la solicitud por escrito, eso no ocurrió y nunca más hubo noticias de Samore ni de ninguna otra persona vinculada con este asunto. Pero la información de que había conversaciones entre Irán y Estados Unidos hizo que la Argentina sintiera que también era posible abrir un canal para destrabar la investigación sobre el atentado a la AMIA. “Uno se pregunta cuál era el motivo de oponerse al acuerdo de cooperación judicial. Hay mucha hipocresía, mucha geopolítica y poco interés por lograr memoria, verdad y justicia para los familiares”, dijo la Presidenta en relación a las críticas recibidas por su gobierno en este tema. En la misma línea, reclamó a los Estados Unidos colaboración para ubicar al ex espía Antonio Stiuso, quien, dijo –sin nombrarlo directamente– está “protegido” en Estados Unidos. “Siempre sostuve que la causa AMIA era un complicado tablero de ajedrez, ahora creo que es una telaraña de intereses externos a mi país en la que quedan atrapados los mas débiles y más chicos.”

Fue su último discurso como presidenta ante las Naciones Unidas. Y hubo dos temas que se llevaron casi todos los 45 minutos que habló: los fondos buitre y las derivaciones de la investigación por el atentado a la AMIA. Pero las dos cosas no quedaron aisladas, porque CFK mencionó la campaña que los holdouts hacen para acusarla de complicidad con el régimen iraní. En relación a los buitres, destacó la votación que se realizó hace tres semanas en la misma Asamblea General de la ONU sobre el marco de regulación para la reestructuración de las deudas externas (ver aparte). Otro hilo que guió la intervención fue la crítica hacia el gobierno norteamericano. No sólo le reclamó colaboración para ubicar a Stiuso, sino que hasta le hizo un tiro por elevación al celebrar el acuerdo entre el gobierno de Colombia y las FARC: “Intentaron terminar este conflicto a bombazo y fusil. Pero los conflictos se solucionan hablando, no a bombazos”.

CFK fue presentada en el recinto como “la excelentísima señora Cristina Fernández, presidenta de la Argentina”. Vestida de blanco, fue conducida al estrado por personal de protocolo y se sentó en una silla crema con respaldo alto por unos minutos. Luego, se ubicó delante del pedazo de mármol verde que aparece como telón de fondo de todos los jefes de Estado que hablan en la Asamblea General (en realidad la pared del hemiciclo es altísima y está pintada de dorado) y comenzó su discurso.

Para introducir el tema AMIA, CFK saludó el acuerdo que Estados Unidos, Rusia, China, Alemania, Reino Unido y Francia hicieron con Irán con el objetivo de detener su desarrollo nuclear. Y luego hizo su revelación. “Nosotros sabíamos de estas negociaciones”, señaló. Así, contó como en 2010 visitó Buenos Aires Samore, que era el principal asesor de Obama en temas nucleares. Narró que le dijo al canciller Héctor Timerman que estaban hablando con Irán para que no siguiera enriqueciendo uranio, pero que el gobierno de ese país (todavía estaba al frente Mahmud Ahmadinejad) necesitaba que la Argentina le diera combustible para un reactor, ya que el país tenía la tecnología y lo había hecho en 1987. Según relató la Presidenta, Timerman transmitió que era difícil, ya que las relaciones con Irán estaban muy dañadas por el atentado a la AMIA. “Le dije al canciller que si la petición se hacía por escrito íbamos a colaborar. Porque el objetivo de la no proliferación nuclear era importante. Creo que fue la última vez que nuestro canciller vio a Gary Samore. Cuando en 2013 la Argentina firmó el memorándum para destrabar la investigación del atentado, porque ese fue el objetivo, castigar a los culpables, parece que se hubieran desatados los demonios. Y cuando ahora el 2 de abril se firma el acuerdo (con Estados Unidos), uno se pregunta cuál era el motivo de oponerse al acuerdo de cooperación judicial. ¿Cuál es el motivo? Lo escuché hoy aquí cuando otro presidente habló de la hipocresía. Hay mucha hipocresía, mucha geopolítica y poco interés por llegar a la memoria, verdad y justicia para los familiares.” La Presidenta recordó que el memorándum fue ratificado por el Congreso y le deseó a Obama que el Parlamento de su país no trabe su acuerdo, “porque es una contribución al proceso a la paz, nosotros somos coherentes”.

El discurso entró luego en terreno judicial. CFK contó que se está llevando a cabo el juicio por el encubrimiento del atentado en el que están acusados, entre otros, el ex presidente Carlos Menem y el ex juez Juan José Galeano y que ella ordenó desplazar a “sectores de la Inteligencia por fuertes sospechas de entorpecer la investigación”. “Algunos venían desde 1972, pasaron por todos los gobiernos, incluido el nuestro y dictaduras. Hoy están radicados en Estados Unidos”.

“Hemos citado hemos al embajador de Estados Unidos para pedir explicaciones de en qué calidad se encuentra este ex servicio en este país”, reveló también CFK. Otro dato que hasta ahora no se sabía.

Oscar Parrilli, titular de la Agencia Federal de Inteligencia, contó luego que en la reunión con Noah Mamet, él y el canciller le pidieron al embajador colaboración pero que las respuestas fueron más bien evasivas. El gobierno, además, envió a través de la embajadora Cecilia Nahón dos cartas al Departamento de Estado con el mismo propósito.

La Presidenta también recordó que los nuevos fiscales de la causa AMIA pidieron a Interpol una alerta azul (de paradero) sobre el espía: “Como (Néstor) Kirchner y yo hemos solicitado colaboración a Irán, ahora también perdimos la colaboración de Estados Unidos”, reclamó.

Luego volvió a los buitres para mencionar que a partir de la investigación sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman aparecieron “datos estremecedores”, como relaciones con servicios secretos externos y con los fondos buitre. “¿Por qué dedico tanto tiempo a este tema? –preguntó retóricamente–. Es mínimo en relación al que dedicaron organizaciones de este país vinculadas a los buitres para difamarnos. Para decir que éramos cómplices de Irán. Si somos cómplices de Irán, ¿qué es el presidente Obama. No se puede seguir con el doble estándar en materia diplomática”, dijo CFK y provocó aplausos. “Mi gobierno –finalizó– va a seguir incansablemente buscando verdad y justicia.”

Argentina. Cristina Fernández en la ONU: “Hay mucha hipocresía y poco interés en la verdad”

Lea nuestro proximo articulo: La muerte de un fiscal!

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com